Las mejoras en las brigadas de limpieza del Mar Menor permiten retirar en seis meses el doble de residuos de algas que el año pasado

El mantenimiento de este servicio durante todo el año y el uso de maquinaria ligera hace que a finales de junio se hubiesen retirado ya 2.330 metros cúbicos evitando el aporte de nutrientes extra al agua

Las mejoras adoptadas en el trabajo de las brigadas de limpieza de espacios naturales costeros y del entorno del Mar Menor han permitido incrementar la eficacia de este servicio, que en los seis primeros meses de 2018 ha retirado ya casi el doble de residuos de algas que en todo el año 2017. En concreto, en el primer semestre se han retirado 2.330 metros cúbicos de residuos de algas de las playas de la laguna frente a los 1.320 metros cúbicos que se recogieron durante el año anterior.

La eliminación de estas algas muertas, además de mejorar la calidad del ecosistema y de las zonas de baño, tiene importancia en el proceso de recuperación total del Mar Menor, ya que retirando estos residuos se evita un aporte adicional de materia orgánica y nutrientes a la laguna.

Desde que en 2017 se puso en marcha este servicio se han recogido ya 3.650 metros cúbicos de residuos de algas, a los que hay que sumar 258 metros cúbicos de basuras, desechos y otros residuos sólidos urbanos eliminados del entorno de la laguna y 60 metros cúbicos de otros elementos como embarcaciones, artes de pesca ilegales o muertos de hormigón.

El director general de Medio Ambiente y Mar Menor, Antonio Luengo, visitó hoy Los Urrutias para conocer el trabajo que están desarrollando estas brigadas en la zona sur del Mar Menor. “Hace ya tres años que asumimos el compromiso de apoyar a los ayuntamientos en la limpieza de las playas y zonas de costa, que son quienes tienen las competencias en esta materia. Desde entonces, hemos trabajado de manera intensa para ser cada vez más eficaces en este servicio y avanzar así en el objetivo de preservar la riqueza y el valor de nuestros espacios naturales y mantenerlos en las mejores condiciones para compatibilizar su conservación con su uso y disfrute de una manera responsable”, señaló Antonio Luengo.

El Gobierno regional decidió mantener activo este servicio durante todo el año, además de reforzarlo durante las épocas de mayor afluencia de visitantes. El pasado mes de mayo, además, se empezaron a utilizar unos nuevos vehículos ligeros que permiten tanto la retirada de algas muertas en el borde de la playa como la retirada pasarelas o el peinado y limpieza de la arena y que agilizan las actuaciones.

El trabajo de estas brigadas de limpieza, que se realiza siempre bajo la supervisión de un biólogo que realiza un seguimiento ambiental, se centra en la retirada de basuras, inertes y material biológico en la línea de costa y en espacios naturales, así como la limpieza de la lámina de agua en zonas sensibles y la gestión de todos los residuos que se recogen.

En la actualidad hay tres brigadas de limpieza compuestas por cuatro trabajadores que se mantendrán activas durante todo el verano. A lo largo de esta semana, la retirada de residuos de algas se centrará en las playas de Los Urrutias, zona en la que se estuvo trabajando también durante la semana pasada, mientras que la recogida de basuras y otros residuos se realizará en el entorno de Los Alcázares, Lo Poyo, Cabo de Palos, Los Nietos o Islas Menores.

Fuente: Carm

Sin comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies