El Consejo Asesor Regional de Medio Ambiente aprueba el Plan de Gestión Integral del Mar Menor y Franja Litoral Mediterránea

Un estudio de la UPCT indica que la aplicación del Plan generará entre 220 y 328 millones y que “su implantación sería deseable en términos ambientales y económicos”

El consejero de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, Javier Celdrán, presidió esta mañana la reunión del Consejo Asesor Regional de Medio Ambiente (Carma) que respaldo por una amplia mayoría el Plan de Gestión Integral de los Espacios Protegidos Mar Menor y Franja Litoral Mediterránea de la Región de Murcia. En concreto obtuvo 13 votos a favor y cuatro abstenciones.

En el transcurso de la presentación del Plan, el consejero informó de que el Plan cuenta con un estudio socieconómico que concluye que su aplicación supondría unos beneficios que oscilarían entre los 220 y los 328 millones de euros anuales para los ciudadanos de la Región. “El informe corrobora que la inversión planificada en medio ambiente, además de para conservar el medio natural, tiene beneficios sociales y económicos”, apuntó Celdrán.

Las conclusiones de este informe están incluidas en el Plan que cuenta con 1.013 páginas, en las que se regulan y reordenan los recursos y actividades que se desarrollan en estos espacios costeros protegidos, incluidos en la Red Natura 2000. Al documento se han incorporado el 83 por ciento de las 24.503 alegaciones que se realizaron, bien totalmente o de forma parcial.

Encargado por la Comunidad Autónoma al Departamento de Economía de la Empresa de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y bajo el título de ‘Informe de evaluación socieconómica del Plan de gestión Integral de los Espacios Protegidos del Mar Menor y la Franja Litoral Mediterránea de la Región de Murcia’, este estudio tiene el fin de complementar y reforzar el Plan como herramienta de planificación de las áreas protegidas y de la Red Natura 2000, así como contar con una mayor información que ayude a la adopción de medidas más eficientes sobre la conservación de los recursos, teniendo en consideración, además de los factores ambientales, el contexto socieconómico.

En este sentido, se han evaluado los beneficios que proporcionará el Plan con su ejecución, tanto para la vida silvestre como para las personas, con especial atención al objetivo general de mantener, conservar y restaurar la riqueza y diversidad de especies, hábitats y paisajes terrestres y sumergidos, así como la estructura y función de los ecosistemas y de los procesos ecológicos asociados en los espacios protegidos. Igualmente, se ha considerado el coste de las medidas de conservación y gestión necesarias, así como el del posible lucro cesante derivado de sus regulaciones.

Celdrán indicó que “se trata de conocer y evaluar, en términos de economía ambiental y realizando un análisis coste-beneficio, los efectos que tendrá sobre la población de la Región de Murcia y los usuarios de los espacios naturales la implantación del plan que marca qué se puede hacer y qué no en una superficie de 31.119 hectáreas, de las cuales la mayoría son marinas”.

Conclusiones y metodología

El informe elaborado por la UPCT concluye que en términos económicos los beneficios del Plan oscilarían entre 220 y 328 millones de euros, a los que habría que sumar unos beneficios asociados a los visitantes de la zona de estudio, que han sido cuantificados en 13,73 millones de euros al año.

En cuento al análisis coste-beneficio en un horizonte temporal de 30 años, se especifica que la implantación del plan con el coste de las acciones que se presupuestan, obtendría un beneficio actual neto de 1.435,30 millones de euros y 521,27 millones de euros, para un escenario optimista y para otro conservador.

“Esto implica una relación beneficio coste de 34,49 y 13,16 euros por cada euro invertido, por lo que es lógico que la conclusión del estudio de la UPCT apunte que los beneficios totales del plan superan con creces los costes estimados y, desde el punto de vista de la sociedad, su implantación sería deseable tanto en términos ambientales como económicos”, apuntó el consejero Javier Celdrán.

La universidad estima los beneficios del plan teniendo en cuenta dos grupos de población distintos, los ciudadanos de la Región y los visitantes de los espacios naturales. Para lo cual, los responsables del estudio realizaron aproximadamente unas 500 encuestas.

De esta valoración se desprende que los beneficios ambientales derivados de la protección de la calidad del agua y de las especies del Mar Menor y de la Franja Litoral Mediterránea son los más valorados por los ciudadanos. No obstante, también existe una demanda considerable para mantener las actividades de ocio que se desarrollan en la zona.

Por otra parte, se aprecia que los beneficios derivados de actividades extractivas como la pesca tradicional y la actividad salinera son también demandados por la población, aunque resultan menos valorados que los relacionados con la protección ambiental.

Inversión y próximo paso del plan

En la reunión del Carma también se expusieron el bloque de acciones de conservación que establece el plan, con una planificación de inversión en seis años de 21.915.700 euros. En total, se establecen 63 acciones (32 comunes y 31 específicas) sobre algunas de las 61 especies consideradas clave y que están en riesgo a nivel mundial.

Los objetivos son contribuir a consolidar la Red Natura 2000; potenciar el seguimiento y la investigación como instrumento de apoyo a la gestión; establecer medidas para mejorar el estado de conservación de los hábitats y las especies; garantizar la integración de los requerimientos de conservación del patrimonio natural en el desarrollo económico, social y cultural; potenciar la coordinación y cooperación administrativa y la participación en la gestión; o potenciar la educación ambiental.

Una vez aprobado por el Carma, el Gobierno regional remitirá el Plan al Consejo Económico y Social (CES) para su análisis. Las aportaciones que realice el CES se incorporarán al plan para su estudio por los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma y su aprobación definitiva por el Consejo de Gobierno.

El Carma también abordó el Proyecto de decreto por el que se regula la alimentación de determinadas especies de fauna silvestre con subproductos animales no destinados a consumo humano procedentes de explotaciones ganaderas en zonas de protección. Además, se dio cuenta del Plan de recuperación y conservación de aves esteparias en la Región de Murcia.

Fuente:Carm

Sin comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies